¿Sabes que eres un experto en Logística?

By Gabinete Comunicación IICV, 06/07/2015

Por Rebeca Julve, Presidenta Comunicación Demarcación de Valencia COIICV

Nuestro hogar es una pequeña industria en la que podemos ver reflejados todos los departamentos con los que lidiamos en nuestro día a día profesional . No siempre tenemos tiempo de pararnos a analizar este hecho pero seguro que algunas similitudes nos vienen en mente de forma rápida. Los hogares tienen su propio departamento de Contablidad, en el que los presupuestos se definen y se les da seguimiento, contemplando la inevitable partida de gastos no previstos. También nuestro hogar tiene un departamento de Mantenimiento, aunque a veces sólo se ocupe de colgar cuadros y apretar los grifos que gotean.

En algunos hogares más que en otros se realiza una completísima Gestión de Residuos, intentando siempre reutilizar y reciclar al máximo antes de convertir realmente un producto en residuo. Incluso algunos hogares tienen un departamento de Recursos Humanos para la búsqueda activa de compañer@ de batalla.

La Logística no iba a ser menos, y forma parte de nuestro día a día en el hogar. Todos y cada uno de nosotros gestionamos un almacén que debe dar suministro a un buen número de actividades. Veamos algunas de las teorías logísticas, aplicadas a ejemplos del hogar.

Método kanban

Es un sistema para el control de los recursos en un sistema productivo. El sistema se basa en el uso de tarjetas para generar órdenes de trabajo, con la cantidad necesaria de material y  en el momento necesario.

¿Cómo lo podríamos usar en casa? Imaginad que tenemos 7 botellas de leche en el armario. Imaginad que el consumo es 1 botella al día,Bien…pues tras la botella número 5 podríamos poner una tarjeta roja que indicara “ 5 botellas de leche”. El día que vemos esa tarjeta, sabemos que debemos ir a comprar 5 botellas más ese mismo día. Así pues, nunca romperíamos stock y nunca tendríamos menos de 2 botellas en stock ( salvo que variemos nuestro consumo). Tampoco más de 7 botellas en stock.

Si esto mismo lo hiciéramos con todos los productos…podríamos pegar tarjetas en la nevera y comprar cada día lo que las tarjetas digan, sin lista de la compra y sin riesgos de rotura de stock.

logistica- almacen

ABC de Pareto en Logística

Según la Wikipedia, “Pareto enunció el principio basándose en el denominado conocimiento empírico. Estudió que la gente en su sociedad se dividía naturalmente entre los «pocos de mucho» y los «muchos de poco»; se establecían así dos grupos de proporciones 80-20 tales que el grupo minoritario, formado por un 20 % de población, ostentaba el 80 % de algo”.

 En logística esta clasificación ABC se puede utilizar en los materiales para almacenarlos o gestionarlos de forma distinta.  Por ejemplo, podemos clasificar como materiales A todos aquellos cuya suma valor almacenado supone el 80% del valor total del almacén. Por ejemplo, en caso de encontrar ofertas en un supermercado ( tipo 3×2, segunda unidad al 70% etc) podríamos aprovechar el descuento por valor de compra centrándonos únicamente en los productos de tipo A, optimizando así nuestro ahorro y evitando caer en compras no necesarias.

Rotación de stocks

En Logística, se obtiene dividiendo las ventas netas ( o las salidas de almacén) por el valor medio de las existencias . Indica el número de veces que se renueva el inventario o stock en un período económico.

Lo deseable es mantener una alta rotación, para evitar obsolescencias ( es decir… productos caducados si lo traducimos a nuestro hogar). En nuestro caso, cada hogar tiene bastante clara qué rotación objetivo quiere. Aquellos hogares que compran semanalmente, intentan comprar lo necesario para pasar la semana. Así pues, podríamos dividir el total de productos (traducidos a euros) que consumimos en una semana, entre el total de productos en stock ( en euros) y aproximadamente tendríamos un 1. Si no fuera así…tendríamos que revisar nuestra cesta de la compra porque no está siendo adecuada a nuestro consumo. Son conceptos básicos a modo de ejemplo, pero hay muchos más y todos ellos serían de aplicación en el hogar…y viceversa.

Podríamos organizar nuestra despensa como un almacén…pero también podemos usar nuestra despensa para tomar ejemplo de cómo hay que organizar nuestro almacén. En algunas ocasiones, aproximar a ejemplos cotidianos el día a día de la empresa nos puede ayudar a tomar decisiones que parecían más complejas de lo que en realidad son.  Ejerzamos pues de Expertos en Logística dentro y fuera de nuestro hogar.